Las Diferencias Generacionales

Lo que los obreros transculturales deben saber sobre las diferencias generacionales

Ronald L. Koteskey

GO International

Descargue esto como un pdf o como un documento de Word

A principios de este siglo XXI escribí acerca de tres generaciones, conocidas por sus nombres en inglés como builders, boomers y busters. En ese momento eran las únicas generaciones involucradas en el trabajo transcultural. Sin embargo, y desde entonces, una nueva generación, los millennials, que maduraron a partir del comienzo del nuevo milenio, han comenzado a servir como obreros transculturales. A principios de siglo y sobre la base de los resultados reportados por el Grupo de Investigación Barna, concluí que las diferencias entre las generaciones son básicamente culturales.

No obstante, durante la primera década del nuevo milenio, el Centro de Investigación Pew llevó a cabo una importante investigación sobre las diferencias generacionales, la cual reveló que esas diferencias incluyen asuntos mucho más profundos como la moralidad y la religión. Estas diferencias pueden comprometer la cooperación y la cohesión entre obreros transculturales de diferentes generaciones.

¿Qué son las generaciones?

Aunque hay diferencias al momento de limitar los años que abarcan con exactitud y muchos no están de acuerdo con los nombres utilizados para describirlas, la mayoría de los investigadores considera que una generación abarca unos 20 años y la bautiza con el nombre de algún acontecimiento ocurrido durante ese tiempo.

- Builders (también llamada la generación silenciosa). Nacidos antes de 1945. La mayoría de ellos tienen ahora 70 años o más y están mínimamente involucrados en el servicio transcultural.

- Boomers. Las personas nacidas durante los veinte años posteriores a la Segunda Guerra Mundial (1945-1964) fueron llamadas “Baby Boomers”. Ahora, con 50 años de edad o más, están acostumbrados a la prosperidad. Se convirtieron en personas bien educadas, cuestionadoras, críticas, idealistas y tolerantes que llevan muchos estilos de vida diferentes. Los que sirven como obreros transculturales llevaron consigo conocimientos especializados, un deseo de continuar su desarrollo personal, profesional y un énfasis en la familia.

- Busters (también llamada Generación X). Las personas nacidas durante las dos décadas siguientes (1965-1984) fueron llamadas “Baby Busters”. Ahora, tienen unos 30 años de edad o más. Los Busters crecieron en un mundo diferente al de cualquier generación anterior. Muchos de ellos provenían de hogares rotos y fueron víctimas de violencia, por lo cual se sentían aislados, olvidados, engañados y desilusionados de la vida. Al servir como obreros transculturales y buscarle un sentido a la vida, se interesaron por las cosas espirituales con una actitud abierta, honesta y consciente de sus necesidades. Por ende, son buenos trabajando en equipo.

- Millennials (también llamados Generación Y, Generación Nosotros o Generación Siguiente). A las personas nacidas entre 1985 y 2004 se las llamó Millennials porque fueron la primera generación en alcanzar la mayoría de edad en el nuevo milenio. Crecieron en la era digital y, muchos de ellos, con acceso a computadoras. Se comunicaron a través de teléfonos celulares, Skype, Facebook y mensajes de texto. Tienen altas expectativas y se caracterizan por ser confiados, conectados y abiertos al cambio.

¿Cómo se diferencian las generaciones?

Durante el mes de enero de 2010, el Centro de Investigación Pew reunió una muestra representativa a nivel nacional (en los Estados Unidos) de más de 2000 adultos, usando llamadas mediante líneas telefónicas fijas y teléfonos celulares. En ese entonces, los millennials tenían entre 18 y 29 años de edad. Para poder hacer un análisis detallado de ellos, el Centro de Investigaciones Pew convocó a más de 800 millennials y a muestras más pequeñas de las otras generaciones. El informe completo está disponible en el siguiente enlace: http://www.pewsocialtrends.org/files/2010/10/millennials-confident-connected-open-to-change.pdf.

El estudio encontró similitudes y diferencias. El principal resultado, y el más destacado, es que los millennials no suelen ser muy diferentes del resto. Más bien, las diferencias están en un continuo, uno marcado por el orden de las generaciones. Por ejemplo, estas son algunas preguntas sobre el tema de la tecnología.

Cuando se les preguntó si tienen un perfil en alguna red social, el porcentaje que respondió afirmativamente es el siguiente (pág. 25):

- Millennials: 75%

- Busters: 50%

- Boomers: 30%.

- Builders: 6%

Cuando se les preguntó: “¿Alguna vez ha colocado su teléfono celular en o al lado de su cama mientras duerme?”, el porcentaje que respondió afirmativamente es (pág. 32):

- Millennials: 83%

- Busters: 68%

- Boomers: 50%.

- Builders: 20%.

Fíjate que todas las generaciones usan la tecnología pero algunas la usan más que otras. Lo mismo ocurre con casi todas las preguntas del estudio y el orden de las generaciones es casi siempre el mismo. A continuación presentamos algunas formas específicas en las que los millennials se encuentran en un extremo del continuo.

Tecnología (Capítulo 4)

- Más probable que envíe un SMS

- Más probable que sólo tenga un teléfono celular

- Más probable que se conecte de forma inalámbrica a Internet cuando está fuera de casa o del trabajo

- Más probable que use Twitter

- Más probable que envíe un SMS mientras conduce

- Más probable que consuma videojuegos

- Menos probable que lea el periódico

La mayoría de estas diferencias no tienen implicaciones morales o religiosas pero sí grandes implicaciones en la comunicación. Si los boomers se comunican principalmente a través del correo electrónico y los millennials a través de mensajes de texto, pueden perder de vista mensajes importantes. Todas las generaciones que están sirviendo en un mismo campo necesitan ponerse de acuerdo en alguna forma de comunicación que asegure que la información enviada siempre será recibida.

Vida cotidiana (capítulos 5, 6 y 7)

- Más probable que tenga tatuajes

- Más probable que tenga un piercing en el cuerpo

- Más probable que renuncie/cambie de trabajo

- Menos probable que se case a los 30 años

- Menos probable que tenga valores “anticuados” sobre el matrimonio y la familia

Aunque la mayoría de estas no tienen implicaciones morales o religiosas, las diferencias en cuanto a la vida cotidiana sí podrían tener un mayor potencial emocional que las diferencias relacionadas al manejo de la tecnología. Los equipos de obreros harían bien en discutir cuán importantes son éstas para cada uno.

Política (Capítulo 8)

- Más probable que sea liberal

- Más probable que apoye los gobiernos centralistas

- Más probable que espere que el gobierno resuelva los problemas

- Más probable que esté a favor del ritmo actual de la sociedad

- Menos probable que favorezca la religión en las escuelas

- Menos probable que vote

Las diferencias políticas pueden ser un campo minado. La mayoría de la gente no cambia sus puntos de vista políticos por la vía de la discusión, así que probablemente sea mejor no tocar este tema y simplemente acordar que no están de acuerdo.

Moralidad (capítulos 8 y 9)

- Más probable que esté a favor del aborto

- Más probable que apruebe la homosexualidad

- Más probable que apruebe la pornografía

- Más probable que crea en la Teoría de la Evolución

- Menos probable que piense que Hollywood es una amenaza para los valores cristianos

Es probable que los obreros transculturales de diferentes generaciones difieran en cuanto a si determinadas acciones son correctas o incorrectas. Los temas antes mencionados son causa de división entre la población de los Estados Unidos y bien podrían tener el mismo efecto en los obreros en el campo. Lo ideal es que cada agencia fije su posición respecto a los temas más importantes y, de ese modo, los obreros pueden decidir si quieren servir bajo esas condiciones o no. También es importante hablar sobre estos asuntos antes que el nuevo obrero empiece a servir y que sus colegas, los que ya están en el campo, sepan de antemano cuál es su posición frente a estos temas morales.

Religión (Capítulo 9)

- Menos probable que se hagan miembros de una iglesia

- Menos probable que asista a los servicios de la iglesia

- Menos probable que diga que la Biblia es la Palabra de Dios

- Menos probable que ore todos los días

- Menos probable que diga que la religión es importante

- Menos probable que tenga cierta creencia en Dios

Los desacuerdos en cuanto a las creencias religiosas y los comportamientos esperados son fundamentales para la empresa transcultural. ¿Cómo puede ser que quieran plantar una iglesia y no pertenezcan ni asistan a una? ¿Cómo pueden ser obreros transculturales sino creen en Dios y dicen que la religión no es importante? Estos temas deben ser abordados durante las entrevistas de selección en las agencias.

Una diferencia interesante

Hay una pregunta que ha sido central en la empresa transcultural desde sus comienzos: ¿Qué debe hacer la gente para ser salva? La iglesia tuvo que hacer frente a este problema poco después de que Pablo y Bernabé regresaran de su primer período de servicio como obreros transculturales. Casi todo el capítulo 15 de Hechos habla de esta misma cuestión. Pablo, Bernabé y su iglesia enviadora no pudieron resolver el asunto así que enviaron una delegación a la sede principal de Jerusalén. Todos los involucrados se vieron envueltos en una gran “discusión” y todos presentaron sus argumentos antes de tomar una decisión. Luego, escribieron una carta a la iglesia local y enviaron una delegación para aclarar el tema y responder dudas.

Cuando se les preguntó si el cristianismo era el único camino a la salvación, las generaciones que participaron en el estudio Pew no siguieron el mismo patrón demostrado en las declaraciones anteriores. Sólo el 23% de los builders, boomers y busters (todos muy similares) estuvieron de acuerdo con la declaración: “Mi religión es la única fe verdadera que conduce a la vida eterna”. Sin embargo, el 29% de los millennials estuvieron de acuerdo con la declaración.

Estos hallazgos tienen implicaciones inquietantes para la obra transcultural. Si casi tres cuartas partes de los cristianos creen que “distintas religiones pueden conducir a la vida eterna”, está faltando una de las principales motivaciones para el servicio transcultural.

Además, el estudio Pew señala que casi tres cuartos de los millennials están de acuerdo con la declaración: “Hay MÁS de una manera correcta de interpretar las enseñanzas de mi religión”. Es interesante notar que es más probable que los millennials digan que el cristianismo es el único camino a la salvación, pero también es más probable que digan que hay más de una manera correcta de interpretar el cristianismo.